lunes, 30 de noviembre de 2009

EL ARTE Y LA FORMACIÓN DEL DISCURSO


Universidad Pedagógica Nacional
Facultad de humanidades
Licenciatura en español e ingles
Investigación interdisciplinaria 2

Articulo informe


TITULO: The art and the formation of social spech
El arte y la formación del discurso


Gisselle Palacios


Resumen: el arte es un lenguaje que usando imágenes de la realidad desde una perspectiva diferente ayuda a elaborar un mensaje con emociones y códigos significativos.

Abstract: the art is a language that using images of the reality from a diferent prospective help to elaborate a message with emotions and meaningfull codes.

Objetivos
Resaltar la importancia del arte en la educación, verificar la composición del mismo y mostrar el arte como un lenguaje comunicativo que no solo transmite sino que estimula el punto de vista propio.

Introducción
El arte utiliza símbolos, grafos, trazos y esbozos que prefiguran el pensamiento mostrando los sentimientos, el talento y los criterios de un autor quien le da un toque especial a su obra y toma ámbitos de la sociedad para recrearlos de manera novedosa, original y detallista con una intención de hacer una crítica, expresar una opinión o recordar un evento que ha influido en la sociedad, por lo tanto activa la capacidad de hacer cosas con diversos elementos y mediante una interpretación generar un discurso propio con los signos de la lengua.

Palabras clave: arte, signos, pensamiento, semiótica, lingüística y discurso.

Línea de investigación: analítica, descriptiva.

Metodología: selección de un tema de interés de otra área de conocimiento que se pudiera relacionar con la pedagogía, luego se eligió un colegio alternativo con una nueva propuesta de enseñanza para hacer las observaciones, después se realizo una comparación de educación artística impartida en otros 3 colegios, además se aplicaron unas entrevistas a los estudiantes sobre varias temáticas de la sociedad.

Marco Teórico
El arte pone un elemento de color a un mundo incoloro. Lleva un rayo de esperanza a las vidas sin sentido. El arte en todas sus formas nos hace abrir los ojos, aunque sea sólo por un momento fugaz, ante nuestra monótona existencia cotidiana, nos hace sentir que hay algo más en la vida, que podemos ser mejores de lo que somos, que las relaciones entre las personas pueden ser humanas, que el mundo puede ser un lugar mejor. El arte es el sueño colectivo de la humanidad, la expresión del sentimiento arraigado de que nuestras vidas no deberían ser así y que deberíamos luchar por algo diferente.


Desde el principio el arte tuvo un carácter social. Las maravillosas pinturas rupestres de Francia y España, fueron pintadas en las zonas más profundas e inaccesibles de las cuevas. No era una simple decoración, formaban parte de un ritual destinado a fines muy prácticos, conseguir el control de los bisontes, ciervos y caballos salvajes cazados para comer. La danza y las canciones tenían el mismo propósito.

El desarrollo de la división del trabajo, hace que la base productiva de la sociedad de un gran paso adelante, pero al mismo tiempo, las conquistas de la humanidad son su perdición. La separación de los diferentes aspectos de la producción, culmina en la división del trabajo mental y manual, la condición previa para la separación de la humanidad en clases, con todo lo que implica para la humanidad. Durante los últimos diez milenios, el precio a pagar por el asombroso progreso social y económico, ha sido la alienación forzosa de la mayoría de la raza humana de los frutos de su trabajo, y al mismo tiempo, la exclusión forzosa de la mayoría de hombres y mujeres del mundo de la cultura.

Engels explica que en cualquier sociedad donde el arte, la ciencia y el gobierno son el monopolio de unos pocos, esa minoría utilizará y abusará de su posición para sus propios intereses. Esa es la base real de toda sociedad de clases, y será siempre así, mientras la mayoría de la humanidad tenga que trabajar largas horas para obtener las necesidades básicas para vivir. Aristóteles señaló hace tiempo, que el hombre comienza a filosofar cuando sus necesidades para vivir estén satisfechas. La creación de una clase ociosa gracias a la esclavitud, creó las bases materiales para el desarrollo del arte, la ciencia y la tecnología. Pero estas conquistas ocultaron la cara oscura de la historia humana: la exclusión de millones de hombres y mujeres de los beneficios de la cultura. La tarea del socialismo es poner fin a este terrible crimen contra la humanidad y abrir la puerta a una nueva y gloriosa página en el desarrollo humano.

El materialismo histórico
No es posible comprender el desarrollo del arte desde un punto de vista biológico, psicológico o genético. Una de las diferencias fundamentales entre los humanos y las otras especies es precisamente la importancia de la cultura, que no es inherente, sino que se aprende, principalmente a través del lenguaje. El lenguaje es lo que nos hace ser lo que somos. Pero como explica Engels en su obra maestra, El papel del trabajo en la transformación del mono al hombre, fue la mano la que creó el cerebro, y no viceversa. La humanidad se desarrolló a través del trabajo y la producción de herramientas, y esto es una actividad social, no individual. El desarrollo de la cultura, a su vez, depende claramente del desarrollo de lo que los marxistas llaman las fuerzas productivas. No es un fenómeno biológico sino social.

No se requiere una gran dosis de inteligencia para comprender que las ideas, opiniones y concepciones de las personas (la conciencia) cambian con cada nuevo cambio de las condiciones materiales de vida. Se dice que los humanos se distinguen de los animales por la religión. Por eso, también se puede decir que los humanos difieren de los otros animales por tener el arte, la literatura, la ciencia o la filosofía. Sin embargo, es evidente que hombres y mujeres comienzan a desarrollar estas diferencias sólo cuando empiezan a fabricar herramientas y comienzan a liberarse de la dependencia de las fuerzas de la naturaleza. Esta es la base del materialismo histórico, el método marxista de interpretar la historia. El marxismo explica que la viabilidad de cualquier sistema socioeconómico, en última instancia depende del desarrollo de las fuerzas productivas. Pero Marx y Engels nunca dijeron que el desarrollo humano se puede reducir sólo a economía. La relación entre la "base" económica y la "superestructura" ideológica no es sencilla y directa, sino que es dialéctica y contradictoria.

En una carta a Paul Ernst escrita el 5 de junio de 1899, Engels insiste contra la interpretación dogmática del materialismo histórico: "En la medida que tratas la cuestión de forma materialista, en primer lugar debo decir que el método materialista se vuelve en su contrario, si no se toma como una guía de principios de la investigación histórica sino como un modelo prediseñado según se conformen los hechos de la historia los intereses de cada uno".

De la misma forma que las leyes que rigen el desarrollo social, derivan de un estudio riguroso de los hechos, lo mismo ocurre con el arte. Cualquier intento de arrojar luz sobre el desarrollo del arte, la literatura y la música, debe proceder del resultado de un estudio objetivo de la materia. Este estudio está fuera del alcance de este artículo, ya que requeriría varios volúmenes. Basta decir que el análisis marxista de la relación entre la cultura y el desarrollo económico no tiene nada en común con el determinismo económico vulgar, como se puede comprobar en el siguiente extracto de la correspondencia de Marx y Engels:

"Respecto a las esferas de la ideología que se elevan por encima del aire, la religión, la filosofía, etc., todas tienen una existencia prehistórica, se pueden encontrar vestigios de su existencia en todo período histórico, y hoy los llamaríamos bobadas. Estas concepciones equivocadas de la naturaleza, del ser humano, de los espíritus, fuerzas mágicas, etc., tienen durante la mayor parte de su existencia una base económica negativa; pero este escaso desarrollo económico del período prehistórico, en parte estaba condicionado e incluso provocado por concepciones de la naturaleza equivocadas. Incluso aunque la necesidad económica era la principal fuerza motriz del progresivo conocimiento de la naturaleza y se convierte en algo más, seguramente sería una pedantería intentar encontrar causas económicas en todos esos disparates primitivos. La historia de la ciencia es la historia del intento de superar estos disparates o su sustitución por algo nuevo y menos absurdo. Las personas que se ocupan de esta tarea, pertenecen a su vez a esferas especiales de la división del trabajo y se presentan para trabajar en un terreno independiente. Y forman un grupo independiente dentro de la división social del trabajo; realizan sus predicciones, incluso sus errores, e influyen en el desarrollo de la sociedad, incluso en el desarrollo económico. Aunque al mismo tiempo, están bajo la influencia dominante del desarrollo económico". (Marx y Engels. Selected Correspondence. Pp. 482-3).

Más tarde podemos leer: "Pero la filosofía de cada época, puesto que es una esfera definida en la división del trabajo, presupone la existencia de determinado material intelectual heredado de sus predecesores, y que es su punto de partida. Por eso los países económicamente atrasados también pueden estar subordinados en la filosofía". (Ibíd. P. 483).

Las mismas observaciones se pueden aplicar al arte y la literatura. Sus raíces se remontan a la más remota antigüedad. Las escuelas de arte cambian constantemente y estos grandes cambios reflejan en gran medida el cambio de la sociedad, y sus raíces más profundas se pueden encontrar en los cambios del modo de producción y sus correspondientes relaciones de clase, con toda la miríada de manifestaciones legales, políticas, religiosas, filosóficas y culturales.
La escuela Pedagógica experimental cuenta con amplias zonas verdes con el propósito de brindar un espacio educativo distinto a los estudiantes, teniendo como valiosa su inteligencia, por eso motiva sus capacidades promoviendo la investigación, el dialogo interactivo d conocimientos con los profesores, resolviendo sus dudas y proporcionando un aprendizaje vivencial con modos de enseñanza modernos y progresistas.

Inicio labores en 1977, con la idea de formar otros valores, tomando planteamientos de Piaget y centrado en otra forma de adquisición del conocimiento, s privilegia lo artístico dentro de las actividades escolares con una intensidad horaria de siete horas semanales para bachillerato, y a preferir para lo artístico a artistas y no a licenciados, se considera el ambiente educativo como totalidad; inspirados en l transformación en el Sistema Educativo , por tanto se han emprendido tares de divulgación de experiencias y resultados de acciones que paralelamente con la labor docente; apuntan, no solo para los alumnos de la EPE, a ampliar tanto el conocimiento de sus posibilidades como ciudadanos así también a crear perspectivas de realización individuales.

Conclusiones
El arte contribuye a reflejar el pensamiento de una manera semiológica y creativa.
La educación artística es la base para conocer, ampliar ideas, mostrar capacidades y formar en composición, historia y cultura. El arte produce materiales valiosos para la comunidad no solo comercialmente, fomenta las habilidades y incentiva el discurso.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada